En Anime.MX no nos podíamos quedar sin ver la película anime más esperada en México y Latinoamérica este 2013: nos fuimos a ver Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses y ya tenemos nuestra Reseña Final lista.

El siguiente texto puede incluir elementos que podrían ser considerados como spoilers. Advertidos todos.

¿Qué nos gusta de Dragon Ball? ¿su historia, sus personajes, su acción, su comedia? ¿no es acaso que como muchas cosas con las que crecimos, la pura nostalgia le otorga un enorme valor agregado? Posiblemente no sólo sean nuestros recuerdos sobre las aventuras de Goku y sus amigos los que hacen de la obra de Akira Toriyama un trabajo entrañable: eso explicaría por qué generaciones posteriores a los que crecimos en los 90 se han sentido atraídas por esta serie.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Situémonos un poco antes del anuncio, en 2012, de Dragon Ball Z: Kami to Kami (Dragon Ball Z: Battle of Gods, Dragon Ball Z: La batalla de los dioses). Independientemente de los videojuegos y retransmisiones lo último que teníamos de la historia de Toriyama era el especial Dragon Ball: Episode of Bardock y la más bien fallida Dragon Ball Z: Kai, ambas de 2011. Por supuesto que, en tanto personajes emblemáticos de la popular Weekly Shounen Jump, los Guerreros Z no iban a desaparecer del mapa así como así… la pregunta entonces era: ¿qué les esperaba? o, mejor dicho: ¿qué esperábamos nosotros de ellos?

La suma de factores fue aumentado el interés luego del primer anuncio: que la trama estuviera dentro del orden cronológico y canónico del manga, que el propio creador del mismo estuviera involucrado en el staff, que habría una nueva transformación saiyajin que dejará de lado al súper saiyajin 4. Y finalmente: Marzo de 2013. Dragon Ball Z: Kami to Kami se estrena en Japón recaudando cerca de 30 millones de dólares y logrando un récord para Toei Animation.  Pero ¿y América? no. ¿Y Latinoamérica? ¿Toei volvería su mirada hacia esta región que había recibido sus producciones hace más de 10 años antes? Diamond Films hizo su trabajo y en tan sólo unos meses Dragon Ball Z: La batalla de los dioses llegó (o estará por llegar) a México y otros países hispanohablantes con toda una polémica por el doblaje original de por medio.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Y finalmente vimos en cine La batalla de los dioses y la experiencia, como seguramente será para algunos de ustedes, fue sorprendente. Antes de entrar en detalles técnicos y narrativos. Creo que el primer punto a notar de esta cinta es, para cierta generación, su capacidad evocadora: valdría la pena preguntarse: ¿no recuerdas cuando niño o adolescente veías las primeras películas de Dragon Ball (incluso aquellas que llegaron al cine)? ¿no recuerdas a tus héroes favoritos de televisión enfrentarse a un enemigo nunca antes visto en TV? ¿no te emocionaba eso?

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Por el año de 1999, la primera transmisión de Dragon Ball Z estaba terminando en nuestra región: para muchos ver a Goku vencer a Majin Buu fue la última gran batalla del anime; para otros más tal vez lo haya sido el combate contra Hildegan, de la última película (la número 12 de DBZ de 1995); quizá algunos más siguieron viendo DBGT, pero el punto a donde quiero llegar es: esa sensación de traer de regreso (con todo lo que esto conlleva) algo que para muchos se había quedado en el pasado o permanecía como feliz recuerdo.

Dragon Ball Z: Kami to Kami apela a eso. Al recuerdo que cada quien tenga de Goku y los suyos. Desde ese momento se vuelve algo valioso. Pero la memoria a veces nos juega sucio y nos hace ver magníficas ciertas cosas que vamos recordando. Una crítica o llana queja que posiblemente escucharemos es la de: “no era lo que esperaba” o “no me impresionó tanto”. Por supuesto que ambos comentarios son válidos… aunque no estaría de más preguntarles: ¿qué tan altas eran tus expectativas con la cinta? o, más directo: ¿qué era lo que esperabas?

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Pero alejémonos un poco de la nostalgia y de ese valor sentimental del que imbuimos a las cosas que hemos dejado atrás. Dragon Ball Z: Kami to Kami es, al menos en estilo, una película más de las 12 conocidas de esta etapa de la serie, con ello no quiero demeritar a las demás, pero viendo cada uno de sus detalles no-técnicos, bien podríamos haberla visto en 1996 y nada hubiera sido drásticamente cambiado (tal vez ver a Bills y a Wiss en más videojuegos como de hecho… sucederá). El salto de la cinta 12 a la 13 no es tan drástico y la naturalidad con la que vemos a los personajes sin duda hará que el espectador siga sintiéndose familiar con sus favoritos.

Dragon Ball Z: Kami to Kami tiene, sin embargo, un tono distinto. Es más festiva y realmente carece de un factor dramático, como lo tuviera por ejemplo la cinta en donde conocimos a Paragus y Broly, lo cual en este momento es perfectamente entendible: si está situada poco antes del último torneo que presenciamos en donde todos estaban presentes y todos estaban alegres, no habría por qué romper con ello. Me gusta pensar que parte de esta actitud feliz que rodea la película también ha sido construida para llegar a un público de hace muchos años. Como si nos encontráramos con amigos que hace mucho no viéramos.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

El asunto es tan festivo que se da a tarea de presentar a casi todos los personajes que tuvieron relevancia en la serie, sí, hasta a Freezer…y Pilaf. Y no se molesta en hacer mayor énfasis en quién es quién: da por hecho que los conocemos a todos y justo por ello, además de aumentar su valor nostálgico, nos da un enorme guiño a los fans. El humor, de hecho, no es algo que no se hubiera visto antes en la historia y, dando giros simpáticos o entrañables, nos topamos con Mai haciendo pareja con Trunks o a Vegeta defendiendo con todas sus fuerzas a Bulma. Dragon Ball Z: Kami to Kami es por mucho una comedia.

dragon-ball-z-battle-of-gods-la-batalla-de-los-dioses-7

Pero, ¿y la acción? ¿Qué no Dragon Ball es en esencia peleas y acción? Creo que, aunque muchos salgamos con una sonrisa del cine, tal vez a algunos se les quedará la espina de “me hubiera gustado ver más combates”. Si tuviera que criticarle algo a la producción de entrada sería eso, aunque es perfectamente justificado. Si la intención era presentar un poco a todos los personajes en sólo 85 minutos es más que entendible que las escenas de acción con todos los Guerreros Z no duren más de 2 minutos, más cuando incluso los personajes más fuertes poco pueden hacer ante un oponente virtualmente invencible. E incluso con esto en mente ver a Vegeta golpear a Bills emocionará mucho al público.

Presenciar la pelea de Goku contra Bills es, no sé si un tributo, al menos una síntesis de casi todas las grandes peleas de la serie (¿faltó la Genkidama tal vez?): en donde nuestro protagonista termina por admitir que su rival es más fuerte no sin antes propinarle sendos golpes y aun así salirse con la suya: sobreviviendo en este caso. La acción con este nuevo oponente me gustó, y el uso del CG (no por nada pasaron más de 15 años después de la última cinta) hace ver el combate verdaderamente fluido por momentos, otro buen punto a su favor es el dinamismo que le aporta el estarse cambiando de escenarios constantemente.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

A pesar de celebrar el duelo de Goku y Bills diría que la animación no terminó de convencerme. Hay momentos en donde los personajes no parecieran tan bien dibujados. Esto se compensa con lo bien ilustradas que están las expresiones graciosas. ¿Un ejemplo? Vegeta intentando que el villano no se enoje. Hablando no de los personajes el colorido de los escenarios también me agradó bastante: todo es tan vivaz y alegre.

¿En dónde falla terriblemente Dragon Ball Z: Kami to Kami? En la música. Dejar fuera a Shunsuke Kikuchi, quien ha creado memorables soundtracks desde la época de Dr. Slump y Dragon Ball me parece un grave error. Más cuando todo el discurso alrededor de la película se dirige a lo nostálgico. El trabajo de Norihito Sumitomo es por demás olvidable salvo por los coros en el duelo entre Goku y Bills. ¿O ustedes recuerdan algo de la música? No deja de ser relleno a decir verdad. Los efectos de sonido emblemáticos del anime como el aura de los súper saiyajin y las ondas de energía suenan tan bien como las pudimos haber recordado antes; y el plus del doblaje al español original mejora por mucho el plano sonoro antes criticado: sí, lo hace más familiar al público latino. El aporte de FLOW también me pareció adecuado.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Quiero hablar por último de Bills y Wiss. Creo que mucho del posible “descontento” que pueda haber con relación a lo que “la gente esperaba” está de algún modo relacionado con ellos. ¿Por qué? Básicamente porque son el centro de la historia: aparecen más que el mismo Goku (aunque esta fórmula es recurrente en la serie). ¿Son en realidad villanos? ¿Se parecen a Broly, Turles, Bojack? Creo que no. Desde su presentación y hasta el final ambos muestran varias escenas de autoridiculización y su comportamiento con los demás no provoca una tensión terrible. Ambos personajes me gustaron, son divertidos y tienen ese toque alegre que le da Akira Toriyama a sus creaciones, sin duda me parecen grandes aportaciones al elenco aunque seguro muchos se podrán quejar de que les falte villanía. No es tan extraño esto en Dragon Ball, pensemos en Mr. Buu.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Sabemos que buscar objetividad en una reseña, sea un anime, un libro, un videojuego, etc. es en gran medida puro vacilón. Y criticar el largometraje de la serie anime más popular en Latinoamérica le agrega un divertido peso a la labor, no obstante puedo decirles que Dragon Ball Z: Kami to Kami es una divertida entrega que nos hará recordar grandes momentos de la serie animada. A pesar de eso, y haciendo la justa comparación con las otras películas, no la pondría en el primer puesto si tuviera que hacer un ranking: la animación no siempre es buena, la música es terrible y a decir verdad creo que, víctima de la expectación de los fans, la transformación a Dios Súper Saiyajin no es tan espectacular como se podría querer (compárese con la siempre legendaria primera transformación ante Freezer) hasta parecería una excusa para darle sentido a la trama que ya de por sí se siente apresurada.

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Todos estos detalles no hacen de la experiencia de ver a los personajes de Akira Toriyama en cine un momento menos disfrutable. ¿Diría que Dragon Ball Z: Kami to Kami es una muy agradable no-tan-buena película de Dragon Ball Z? Así es. Ahora que con lo anterior no quiero decir que después de verla no terminara totalmente alegre de encontrarme con tantos buenos recuerdos y con varias escenas inolvidables.

¿Cuál sería mi recomendación con Dragon Ball Z: Kami to Kami? Sin duda verla. E ir con una mentalidad no de “¿a ver cómo me sorprende esta película?” sino con el gusto de disfrutar de la fiesta que es en sí la producción. Véanla en el cine. La batalla de los dioses nos dice a gritos que está dirigiéndose a los fans y los fans disfrutarán muchos momentos de la película. No podemos negar que una generación creció viendo las aventuras de Goku, una generación que posiblemente ya tenga hijos a su vez: ésta es una cinta que también se puede ver en familia, que también puede servir de introducción al mundo del anime (como lo fue para muchos en los 90).

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

Por otro lado, el universo de Dragon Ball queda de nuevo abierto al escuchar varias frases que dice Bills cerca del final de la historia. Posiblemente no veamos más de la serie en el futuro pero si la intención era dejar reflexionando al público sobre “¿qué tan fuerte es el personaje más fuerte en realidad?”, creo que cumple su objetivo. ¿No es acaso una lección para todos los que creíamos que Goku era el más fuerte? Eso me dejo una sonrisa al terminar de ver la película.

No quisiera terminar sin decir que los créditos finales son un puñetazo de feels, de nostalgia y de recuerdos. Les aseguro que al final también querrán gritar junto con nuestro protagonista (aquí acaba la reseña):

Dragon Ball Z La batalla de los dioses

¡¡KAME HAME HA!!

Título: Dragon Ball Z: Kami to Kami (ドラゴンボールZ: 神と神)
Formato: Película
Salida: 30/03/2013
Duración: 85 minutos
Género: Acción, Comedia
Autor: Akira Toriyama
Director: Masahiro Hosoda
Estudio: Toei Animation
Productores: 20th Century Fox, Bandai Co., Ltd., Dragon Ball Z 2013, Fuji TV, Namco Bandai Games, Shueisha, Toei Animation, Toei Video Co., Ltd

Tags: , , , , , ,